lunes, 16 de noviembre de 2015

Comentario de texto Milagros de Nuestra Señora

Amigos y vasallos de Dios omnipotente, 14A
Así escucharme quisierais de grado atentamente 14A
yo os querría contar un suceso excelente: 14A
al cabo lo veréis tal, verdaderamente. 14A

Yo, el maestro Gonzalo de Berceo llamado, 14B
yendo en romería acaecí en un prado 14B
verde, y bien sencido, de flores bien poblado, 14B
lugar apetecible para el hombre cansado. 14B

Daban color soberbio las flores bien olientes, 14A
refrescaban al par las caras y las mentes; 14A
manaban cada canto fuentes claras corrientes, 14A
en verano bien frías, en invierno calientes14A




Este fragmento que nos disponemos a analizar  son los tres primeros cuartetos de los Milagros de nuestra señora de Gonzalo de Berceo, esta obra data del siglo XIII, como bien podemos observar esta obra pertenece al mester ce Clerecía, las cuales estaban escritas por clérigos, también podemos observar que pertenece a la alta edad media debido a su caracterización teocentrista.

En cuanto a la estructura externa podemos observar la estrofa típica de la época, la cuaderna vía (cuatro versos alejandrinos monorrimos),cada verso consta de dos hemistiquios de siete silabas cada una ,con rima consonante y de arte mayor

El tema del que trata esta obra es mayormente religiosa aunque también puede ser didáctica. En este fragméntenlo se hace alusión principalmente a la descripción de un paisaje ideal haciendo referencia al "locus amoenus" también encontramos una serie de recursos literarios y estilísticos como las llamadas de atención diciendo "amigos y vasallos de dios..."el uso de formulas comunes en los cantares de clerecía como la alusión al escritor "Yo, el maestro Gonzalo de Berceo llamado".

martes, 9 de junio de 2015

"Generacion Nini"


Hoy en día es común encontrar en la calle un creciente malestar con un sector de la población, algo que no es relativamente nuevo, se hace progresivamente más notable gracias al eco de los medios.

me refiero al conjunto conocido como la "Generación Nini", nombre por el que se define al conjunto de jóvenes entre dieciséis y veintinueve años que han decidido abandonar los estudios, no buscar trabajo ni tener preocupación alguna más que recibir las  oportunas pagas de sus padres a los que parasitan sin sentir culpa alguna de ello.

No quiero decir con esto que todos los jóvenes que han terminado sus estudios y no encuentran trabajo merezcan estar bajo este apelativo. Solo aquellos que con la situación que vivimos actualmente, tienen la poca decencia de tomar la decisión voluntaria de no tener oficio ni beneficio alguno. A mi parecer es también de justicia dejar fuera a quienes tuvieron que dejar de estudiar por alguna causa de fuerza mayor, aunque no es perdonable que una vez se han recuperado no intenten retomar las riendas de su vida. De la misma manera, deben merecer todo nuestro respeto quienes poniendo todo de su parte se enfrentan ante la imposibilidad de encontrar un trabajo y sin dinero para poder formarse. Hay quien sugiere tomar medidas legales para obligar a estas personas a reaccionar y dejar de costar dinero a sus familias.

Parece esto más razonable que las medidas que sugieren incentivarles con premios, a quienes nada se han ganado, esa no es forma de educar a futuros miembros de una sociedad, sí es que pretendemos que algún día sepan valerse por si mismos.